viernes, 25 de diciembre de 2009

SOLSTICIO













Estoy mirando a solas
las escenas de mi vida;
transitada por pesares
de tanto no poder llorar.

Que triste está este sitio
sin estar mirándonos a solas,
compartiendo en la pobreza
el brillar del nuevo sol.

Caminando sin zapatos,
ahora me esperas y me lloras,
en una estancia transitada
por la penumbra del silencio.

Aunque lindo hubiera sido
continuar los dos descalzos
caminado entre las brisas
con mis escritos que a diario
son parte de ti.

En la nostalgia de tu aroma
me siento esclavizado
atrapado sin cadenas,
en el recuerdo que a diario
atormenta mi sentir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada